"Las caídas no son un riesgo ordinario de la vida."

  Es siempre una relación causa-efecto.

Artículos destacados

Reunion del Grupo de Trabajo Péndulo Comité CEN/TC339 /CEN/TS 16165 : Round Robin para desarrollo de materiales de verificación en BSI

6/10/2019

1/10
Please reload

Los contenidos de video no  se pueden visionar en formato móvil.

Ciclos de marcha.

El ciclo de la marcha es la secuencia de acontecimientos que tienen lugar desde el contacto del talón con el suelo, hasta el siguiente contacto del mismo talón con el suelo. El ciclo completo de la marcha consta de dos fases:

  • Fase de apoyo: en la cual el pie de referencia está en contacto con el suelo.

  • Fase de oscilación: en la que el pie de referencia está suspendido en el aire.

 

Los individuos presentan diferentes formas de andar que cambian con su actividad, edad, capacidad física, sensorial y cognitiva. Usamos diferentes tipos de calzado, con diferentes suelas, que, al entrar en contacto con el pavimento, nos proporcionan distintos coeficientes de fricción, que igualmente van a depender del tipo y estado del pavimentos (Durabilidad, desgaste, resbaladicidad, presencia de contaminante desgaste, etc.). Encontramos una gran variedad de factores que pueden provocar una caída, tropiezo o resbalón, que no sólo dependen del pavimento, también de la persona que camina.

 

Al caminar, las personas buscamos un patrón de marcha que nos resulte confortable y seguro, que dependerá de la velocidad y longitud del paso.

Los ciclos de la marcha humana normal y patológica nos dan una visión de cómo la marcha es diferente para cada individuo. Influyen aspectos como la edad, el peso, la velocidad de la marcha, las capacidades físicas, sensoriales y cognitivas de las personas. Estos factores influyen en el contacto del individuo con el pavimento, resultando un coeficiente de fricción diferente para cada caso, pero siempre dentro de unos valores límites de seguridad que permiten unificar y establecer los puntos de confort para una marcha segura. Por ello, es necesario definir un coeficiente de fricción mínimo que evitaría un deslizamiento. (Zamora Álvarez, Tomas. 2012)

El ciclo de la marcha es la secuencia de acontecimientos que tienen lugar desde el contacto del talón con el suelo, hasta el siguiente contacto del mismo talón con el suelo. El ciclo completo de la marcha consta de dos fases:

  • Fase de apoyo: en la cual el pie de referencia está en contacto con el suelo.

  • Fase de oscilación: en la que el pie de referencia está suspendido en el aire.

Los individuos presentan diferentes formas de andar que cambian con su actividad, edad, capacidad física, sensorial y cognitiva. Usamos diferentes tipos de calzado, con diferentes suelas, que, al entrar en contacto con el pavimento, nos proporcionan distintos coeficientes de fricción, que igualmente van a depender del tipo y estado del pavimentos (Durabilidad, desgaste, resbaladicidad, presencia de contaminante desgaste, etc.). Encontramos una gran variedad de factores que pueden provocar una caída, tropiezo o resbalón, que no sólo dependen del pavimento, también de la persona que camina.

 

Al caminar, las personas buscamos un patrón de marcha que nos resulte confortable y seguro, que dependerá de la velocidad y longitud del paso.

Prohibida la copia, reproducción o uso de los textos e imágenes de esta web sin permiso de la SRGS.

 Slip Resistance Group Spain

Asociación española para la prevención de caídas en el tránsito peatonal.

Prohibida la copia, reproducción o uso de los textos e imágenes de esta web sin permiso de la SRGS.

download-1.png